¿QUÉ SOLAR ELIJO DE ENTRE TODAS?

Ahora que ya sabemos en lo que nos tenemos que fijar a la hora de comprar una solar de un establecimiento u otro, es hora de comprarnos uno, pero ¿cúal elijo de entre todos? Hay diferentes protecciones, alta, media, baja, tamaños, cajas con diferentes colores, spray, leche, pediátricas….
Vamos a ir viendo las diferencias entre unos y otros para que puedas elegir el que mejor se adapte a tu tipo de piel y a tus necesidades.
¡El mismo protector solar no vale para toda la familia!

1. El factor de protección de la crema:
FPS: Es el Factor de Protección Solar o Índice de Protección Solar, e indica el número de veces que el protector solar aumenta la capacidad de defensa de la piel frente a una quemadura por el sol.
El protector solar a partir de 50+, prácticamente no aumenta su efectividad frente a los polémicos 90 o 100. Pasa de proteger  un 95.5% frente a la radiación UVB a filtrar un 97%.

Para saber qué factor necesitas deberás analizar tu piel, tus ojos, si tienes pecas, si te quemas fácilmente, si tomas alguna medicación fotosensibilizante, embarazo..todas estas cosas hay que tenerlas en cuenta a la hora de optar por una protección alta, media o baja.

Desde la Parafarmacia Plaza Gipuzkoa aconsejamos aplicar un índice de protección solar elevado ya que usamos una cantidad insuficiente.
Debemos aplicar 2 mg/cm2 en cada zona del rostro, cuello, escote y resto del cuerpo. Corresponde al tamaño de 1 avellana cada dosis, lo que serían 6 cucharas de café para el cuerpo de un adulto talla normal. La capa debe ser densa, homogénea y uniforme.

2. Textura de la crema: Diferenciamos entre cremas para la cara y cremas para el cuerpo. Lo mismo que no utilizamos el mismo producto para cara y cuerpo en nuestra rutina diaria con la crema de sol pasa lo mismo.

Protección solar para el rostro:
Piel seca: buscaremos textura tipo crema, que suelen incluir algún activo nutritivo Ej: crema confort de La Roche Posay
Piel normal a mixta: la textura tendrá que ser más ligera: emulsión, gel crema, fluido… Ej: Photoderm MAX Aquafluid de Bioderma
Piel grasa con tendencia a acnéica: Las texturas recomendadas son geles.No serán grasas, preferentemente oil free, y muy importante que sean no comedogénicas. Ej:Hyseac de Uriage

Protección solar para el cuerpo:
Aquí buscaremos el que más cómodo nos resulte,tenemos leches, aceites o sprays y dentro de estos los hay transparentes, que nos aceleran el bronceado, que nos refrescan a la hora de darlos, que se pueden dar sobre la piel mojada…. Para gustos los colores, entre tanta variedad seguro que encontramos el que te gusta a tí!

3. Niños: utilizar siempre un protector específico para los niños
La piel de los niños y bebés en más delicada al presentar una  inmadurez de los melanocitos y sistema inmune. Presenta una menor defensa natural frente la radiación solar. Se añade una inmadurez de las funciones cutáneas normales como son las glándulas sudoríparas y sebáceas. No tienen maduro tampoco el sistema de termorregulación, ni un adecuado manto hidrolipídico protector, con el consiguiente mayor riesgo de quemaduras, alergias solares y aparición de pecas.
Su piel es más fina, y por tanto presenta mayor permeabilidad, y absorción con lo que sufren más alergias a filtros químicos.  Se recomiendan los protectores solares con filtros físicos o minerales como el dióxido de Titanio y óxido de Zinc que dan menos problemas de alergia y duran más tiempo al ser menos lábiles.  Aunque sabemos que estos físicos son menos cosméticos y dejan la piel de coloración blanquecina al aplicarse, hoy en día laboratorios como Uriage tienen un filtro mineral que se extiende muy bien.
>3 años: El uso de un protector solar los primeros 18 años de vida, puede reducir significativamente  el riesgo de desarrollo de cáncer de piel. Les aplicaremos un protector solar pediátrico con máxima protección SPF 50+ UVA.
< 6 meses: no se recomienda la exposición directa al sol (playa o piscina). Evitar sobre todo de 12-17h. No se recomiendan los protectores sino las medidas físicas de protección como son: camiseta, gafas y gorra. En caso de exposición, en todo caso, uso de filtros minerales de alta protección SPF50+ UVA en zonas expuestas.

4. Cuidado post solar: Aftersun
No dejemos el aftersun para cuando nos quemamos, son excelentes hidratantes para después del sol puesto que hidratan, disminuyen la temperatura corporal y prolongan el bronceado. No te olvides de darte el aftersun todos los días después de la playa o piscina y verás cómo lo agradece tu piel.

Esperamos haberte ayudado y cualquier duda aquí estamos para ayudarte, recuerda: LA CREMA DE SOL ES SALUD

COMPARTIR

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *