¿QUÉ ES EL COLÁGENO?

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por cadenas de aminoácidos que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos. Este es un componente muy importante de los huesos, tendones, ligamentos, cartílagos y piel. También protege nuestros músculos y órganos vitales y forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea, dientes, encías y el cuero cabelludo.
Existen 14 tipos de colágeno
Los mayoritarios son:
– El colágeno tipo I, es el que se encuentra mayoritariamente en la dermis, huesos y tendones.
– El Colágeno tipo II, es el que se encuentra en el humor vítreo y los cartílagos.
Existen 2 principales fuentes de colágeno:
– Origen marino: derivado de algas
– Origen animal: Fundamentalmente hidralizado de esternón de pollo.
FUNCIONES
• En los huesos: El colágeno se mezcla con los cristales de calcio y hace que ganen en resistencia y solidez.
• En los cartílagos: Los cartílagos son el tejido suave y resistente que existe en las articulaciones. En estas partes del cuerpo, el colágeno crea estructuras con una alta concentración molecular capaces de absorber golpes de gran intensidad. Para configurar estas formaciones, se mezcla con unas sustancias del organismo presentes en los cartílagos denominadas condroitina y glucosamina.
• En los tendones y ligamentos: Se asocia también con la proteína denominada condroitina para crear estructuras que sean resistentes, a la par que elásticas.
• En la piel: Aquí guarda una especial relación con dos sustancias importantes en este órgano, como son la elastina y con la queratina. La unión de estos elementos hace que la piel sea fuerte, resistente y elástica; así como que tenga vello o uñas. Es la proteína que sostiene la piel y es la proteína más compleja del tejido conectivo, por lo que la falta del colágeno provoca una falta de firmeza y un incremento de la flacidez.
• En el ojo: El colágeno se distribuye de una forma muy fina en la córnea, una membrana transparente de este órgano que permite el paso de la luz.
En resumidas cuentas, el colágeno es la sustancia que sustenta el “armazón” de nuestro organismo. Es como el adhesivo que mantiene unidas a las diferentes estructuras y las dota de forma sólida y resistente.

¿CUANDO EMPEZAMOS A PERDER COLÁGENO?
Con el paso del tiempo la formación de colágeno se deteriora, perdiendo grosor y elasticidad, así se producen los problemas articulares y reumáticos, y por parte de la piel aumento de la flacidez y formación de arrugas.

A partir de los 25 años se empieza a perder colágeno, a partir de los 40 la disminución es mucho mayor, ¡¡se pierde hasta un 1,5 % de colágeno al año!! y a los 70 la pérdida es aproximadamente del 30%.
Además que con los años disminuye la producción de colágeno, también influyen la alimentación y los radicales libres (estrés, fumar, contaminación…)

ALIMENTOS QUE ESTIMULAN LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO
1. Alimentos directamente con Colágeno
Contienen esta proteína la carne de pollo, de cerdo, pavo, pescado, venado, vaca, cabra, bisonte, caballo, venado o buey, entre otros. Está presente de una forma mayor en partes como las patas del cerdo o la piel de la vaca.
2. Alimentos que estimulan la producción de Colágeno
La gelatina animal es una de las fuentes principales de colágeno, además es baja en grasa y calorías, por lo que es muy beneficiosa ingerirla.

– Alimentos ricos en vitamina C: Esta vitamina es una de las más potentes como antioxidantes, lo que ayudara a mantener altos niveles de colágeno, así muchas frutas entre ellos los cítricos, tomates y verduras son fuente natural de vitamina C, sobre todo si se es fumador el aporte de vitamina C ha de aumentarse ya que este es una de las fuentes más importante de destrucción de las fibras de colágeno y formación de radicales libres.
– Alimentos con aminoácidos: Los productos ricos en lisina y prolina son útiles para formar todos los tipos de colágeno. Esas sustancias están presentes principalmente en los lácteos, aunque también se pueden encontrar en la clara del huevo, en las carnes magras y en los pescados azules.
– Frutos rojos: Contienen licopeno, una sustancia que, además de ser un buen antioxidante, contribuye a la secreción de colágeno. Principalmente, lo contienen los pimientos, el tomate y la remolacha; aunque también la sandía, las cerezas, las fresas o las frambuesas.
– Alimentos con ácidos grasos poliinsaturados: Presentes sobre todo en el aceite vegetal de semillas (girasol o soja), los pescados azules, el marisco y las verduras de hoja verde.
– Los derivados de la soja, ayudan a la producción de colágeno y a proteger el que tenemos.
– Alimentos con genisteína: Es una sustancia química con la habilidad de estimular al organismo para elaborar colágeno. Es uno de los componentes estrella de la leche de soja, aunque también está presente en algunos tipos de queso.
– Alimentos con azufre: El azufre es un componente extraordinario para ayudar a la producción de colágeno. El pollo, el pato, el ajo, el perejil, la cebolla, el plátano, el té…
Hay gran variedad de alimentos que contienen o estimulan la producción de esta proteína lo ideal es combinarlos y comerlos a diario.
SUPLEMENTOS CON COLÁGENO
VIA ORAL
Mejora la salud de la piel, uñas y pelo.
Protege las articulaciones al estimular la síntesis de líquido sinovial, lo que ayuda sobre todo en problemas reumáticos y cuando hay especial desgaste de las articulaciones por sobre peso.
Evita la destrucción de colágeno en la piel por disminución de la producción de estrógenos como ocurre sobre todo en la pre-menopausia.
Al tomar colágeno estimula la elasticidad y firmeza de la piel, juntamente con el ácido hialurónico, atrae la absorción de agua por lo que estimula la hidratación y previene la deshidratación, lo que hace rejuvenecer la piel y disminuir la apariencia de arrugas.
VÍA TÓPICA
La forma más adecuada para evitar su destrucción a nivel tópico es aplicando filtros solares y evitar su exposición al sol.
El colágeno tiene la facultad de formar una película en la piel que protege de las agresiones externas y evita la deshidratación de la misma.
La acción es que da fuerza a la matriz de la piel por lo que ayuda a dar tersura a la piel disminuyendo las arrugas.
NUESTRAS RECOMENDACIONES
COLNATUR
Colnatur, colageno hidrolizado neutro o con sabor que te ayudará a mantener el buen estado de tus huesos y músculos, ya que aporta a tu organismo los aminoácidos propios del colágeno.
Su origen es natural, no contiene residuos químicos.
Su fórmula garantiza que es fácil de digerir

Resultado de imagen de colnatur

COLAGENOVA
Colageno + Ácido hialurónico . El ácido hialurónico es de bajo peso molecular para una máxima biodisponibilidad

COLAGENO CON MAGNESIO de ANA Mª LA JUSTICIA
Tiene también Magnesio que es un elemento que participa muy activamente en la formación de todas las proteínas del organismo

Resumiendo; el colágeno vía oral hay que tomarlo durante 3 meses para empezar a notar su efecto; los productos de los que hablamos son suplementos nutricionales y se pueden tomar durante el tiempo que querais ya que son inocuos para el organismo.
Saber que el ácido hialurónico actúa en cierto modo como un lubricante en las articulaciones lo que evita el rozamiento y la protección de la misma, actúa como un cojín.
En el caso de la piel es una de las sustancias claves que dan volumen a la piel, ya que tiene la capacidad de absorber 1000 veces su peso en agua.
La vitamina C también tiene un papel importante, ya que aumenta la absorción del colágeno.
El colágeno es un buen activo para cuidar la piel, aunque lo mejor es utilizar cosméticos con activos que estimulen nuestra propia producción de colágeno y que protejan o eviten la destrucción del mismo.
Hablaremos de estos productos en otro post y así os contaremos las propiedades de las distintas cremas que nos podemos encontrar en el mercado actualmente.

Os animamos a utilizar colágeno, sólo o combinado, ¡No esperes más! ¡Toma colágeno y empieza a beneficiarte de sus propiedades!

COMPARTIR

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *