COMO CUIDAR LA PIEL CON LA ALIMENTACIÓN ESTE VERANO

 

En los últimos posts os hemos hablado sobre distintas curiosidades y consejos sobre las cremas solares, pero ¿como podemos proteger la piel con la alimentación?
El verano es una de las estaciones del año en la que más hay que cuidar e hidratar la piel, debido a las altas temperaturas, al cloro del agua, y los rayos del sol.
Os vamos a dar un listado de alimentos que no pueden faltar en tu lista de la compra de este verano
TOMATE: Podríamos decir que es uno de los reyes del verano; es el protagonista principal del gazpacho o salmorejo. Su color rojo se debe al licopeno, un pigmento con elevado poder antioxidante, que te protege frente a enfermedades cardiovasculares. Además, su contenido es alto en carotenoides, como la luteína y la zeaxantina, asociados a la prevención de cataratas y de la degeneración macular de los ojos, de modo que es el el alimento ideal para proteger la vista de los rayos UV. ¡No debe faltar en nuestras ensaladas!
SANDIA: Ideal para días calurosos, además aproximadamente el 95% de su peso es agua, por lo que lo convierte en un perfecto aliado para aquellos que quieren controlar el peso, y facilita la eliminación de toxinas.
Además de ser hidratante, contiene vitamina C, vitamina A, potasio, magnesio y compuestos químicos vegetales protectores, como el licopeno y el betacaroteno. Probar a utilizarla para elaborar un sorbete, postre ideal para cualquier comida del verano.
PEPINO: Sin apenas calorías y con muchísima agua, el pepino es uno de los alimentos más adecuados para refrescarnos e hidratarnos en verano. Rico en potasio y pobre en sodio, por lo que ayuda a luchar contra los problemas de retención de líquidos o hipertensión arterial, sin apenas aportar calorías. En su piel se concentra la mayor cantidad de nutrientes, por eso, cuando lo peles para tu ensalada déjale pequeñas tiras de piel.
ZANAHORIA: Su alto contenido en becataroteno y vitamina A favorece un bronceado sano y estimulan la melanina. Además, es muy saciante y su fibra te ayudará a equilibrar tu tránsito intestinal. Intenta comer zanahorias crudas, en ensaladas o en zumos (mezclada con naranja es una bebida rica y además refresca).
LECHUGA: Tiene un gran poder saciante y al tener un alto contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal, aunque como la mayor parte es celulosa, conviene masticarla bien para favorecer su digestión.
La lechuga y todo tipo de alimentos verdes ayudan a regular nuestra temperatura corporal ya que contiene mucho agua. Una ensalada se convierte en una buena opción para una cena ligera y rápida en la temporada veraniega.
CIRUELAS: Es la fruta del verano con las mejores propiedades laxantes. Es el aliado perfecto para luchar contra el estreñimiento; además tiene un gran poder antioxidante. Por su contenido en fibra, ayuda a reducir el colesterol en sangre y gracias a su aporte de potasio contribuye a eliminar los líquidos corporales evitando la molesta retención de líquidos.
PIMIENTO: El principal componente del pimiento es al agua. Contiene fibra, que mejora el tránsito intestinal, además de posee un alto efecto saciante y apenas aporta grasas. También tiene vitamina A y su contenido en vitamina C (tiene a aún más vitamina C que la naranja, la fresa o el kiwi), mejora la producción de colágeno, ayuda a mantener la piel tersa y sin arrugas.
BROCOLI: Rica en antioxidantes como las vitaminas C y E. La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA.
FRUTOS SECOS Y PESCADOS AZULES (atún, sardinas, anchoas…): Estos dos grupos de alimentos son ricos en omega 3 y 6, además de ayudar a reducir el colesterol en sangre, son grasas imprescindibles para mantener una piel bien hidratada y estructurada. Además inhiben la producción de componentes infalmatorios que pueden ayudar a aliviar la inflamación en la piel al exponerse al sol.
Los frutos secos además contienen vitamina E y vitaminas del grupo B, que actúan sobre el estado de la piel, cabello y mucosas.
Recordar que, además de la alimentación, para lucir una piel sedosa, debemos tomar 2 litros de agua al día.
¡Qué aproveche!

COMPARTIR

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *