7 PASOS PARA TENER ÉXITO EN TU PLAN ALIMENTARIO

Muchos de nosotros nos hemos podido ver en la siguiente situación: Es sábado y toca hacer la compra. ¿Son tus viajes al supermercado tediosos paseos tratando de imaginar y planificar lo que vas a comer a lo largo de la semana? ¿Llegas a la mitad de la semana y no eres capaz de saber lo que vas a cenar con la compra que has hecho? Hoy propondremos unos consejos para facilitarnos un poco la vida y con suerte, cogerle un poco el gustillo a eso de cocinar.
¿Por qué planificar nuestras comidas?

  • Menos estrés/debates a las horas de comer: Cuando tienes un plan y una compra preparada, tienes todas las herramientas necesarias para preparar lo más rápido posible la comida.
  • Ahorras dinero: Cada comida que hayas comprado, tendrá su lugar a lo largo de la semana, por lo que será más improbable que acabe estropeándose en nuestra nevera.
  • Comes mejor: Cuando planificas, tiendes a comer comidas mejor equilibradas. Las raciones son menores y más apropiadas que cuando comes fuera.
    El plan, no tiene porqué ser nada complejo. Es tan sencillo como sentarse con un poco de antelación y hacer una lista de las comidas que vas a realizar a lo largo de la semana. También habrá quien quiera ponerse un reto y preparará los menús con libros de recetas en mano. En este caso, lo importante es saber cómo eres y qué tipo de plan se adapta mejor a tu estilo de vida y personalidad.

Comencemos con los 7 pasos:
1. Haz una lista de lo que ya tengas en tu despensa:
Utiliza los alimentos que ya tengas a mano. Pasta, arroz, tomate enlatado, etc. Pueden formar parte de gran parte de recetas. Ahorrarás dinero porque dispondrás de alimentos que ya tenías de antemano.
2. Prepara platos “comodín”, simples y que te gusten a ti y a tu familia:
No hay por qué ser siempre muy sofisticados. Si os gusta el arroz a la cubana, ve rotándolo de forma regular en tus menús. La comida ideal es aquella que es simple de preparar y gusta a todos.
3. Noche temática:
Viernes de pizza, Martes de tortilla, etc. Ten una temática preparada para ciertos días de la semana. Ayuda a simplificar a la hora de preparar el plan y tu familia o pareja sabrá lo que le espera esos días.
4. Ten un lugar para guardar recetas:
¿Has visto alguna receta que te haya gustado en Facebook? Dispón de un lugar para guardar esas joyitas con las que te vas cruzando de vez en cuando. Así,, cuando estés planificando, podrás tirar de ellas y hacerte la vida un poquito más fácil y deliciosa.

5. Anticipa todo lo que puedas el fin de semana:
Utiliza una o dos horas los fines de semana, para adelantar lo que puedas de los menús de la semana. Corta y trocea verduras, cuece pastas y legumbres, prepara los aliños, etc. Esto supondrá que para ciertos menús, solamente tendrás que echar al plato y servir.
6. Repite recetas:
¿No quieres cocinar todas las noches de la semana? Planifica para hacer suficiente para cenar las sobras el día siguiente. O, simplemente, prepara una ración doble y congela el resto.
7. Por último, pero no por ello menos importante, haz una lista:
Escribe todas las comidas de la semana y, utilizando este plan, haz una lista con todos los ingredientes para comprar. Utiliza una plantilla, un papel cualquiera o el teléfono. Al realizar una lista, ahorrarás tiempo realizando la compra y serás menos propenso a comprar de forma compulsiva.

COMPARTIR

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *